El racismo de Kanye West


Kanye West junto a Candace Owens. (Fotografía: Twitter Candace Owens)

Ya sea planeado o simplemente por cuestiones de personalidad, Kanye West es una figura que ha sabido mantenerse vigente gracias a la polémica que gira en torno a su vida. El drama más reciente alrededor del rapero ocurrió el lunes pasado cuando Kanye celebró un desfile secreto para presentar la nueva colección de su marca Yeezy. En este utilizó una camiseta con una leyenda que decía White lives matter (las vidas blancas importan), frase que ha sido utilizada como una respuesta racista al movimiento Black lives matter (las vidas negras importan) por parte de la supremacía blanca.


Si bien esto puede ser tomado como una simple acción de marketing que utiliza Kanye para incrementar sus ventas y ser noticia (que le ha servido, por cierto), es un mensaje que no puede ser tomado a la ligera, sobre todo por el gran alcance que el artista tiene en Estados Unidos, uno de los países con más índice de discriminación racial. Esta es solo una de las campañas que ha hecho con tono racista y sale a relucir sobre todo porque está en contra de un movimiento que defiende los derechos de un grupo al que él pertenece. Si bien, yo no puedo entenderlo desde su perspectiva porque no es mi batalla, me parece que utiliza su privilegio para invisibilizar la realidad de una población que sufre todos los días discriminación.

Sumado a lo anterior, estos días ha estado utilizando su Instagram como una especie de chat para hacerle saber al resto que su idea racista es correcta y que todo el mundo está en contra suya, diciendo en un post «GOD IS FIGHTING THIS BATTLE FOR US» (Dios está peleando esta batalla por nosotros) y mandando mensajes en contra de las personas que se manifestaron ante el desfile y la camiseta. Curiosamente, sus publicaciones rozan lo cómico y parece un niño peleando contra los demás, es cómo si hubieras entrado a su close friends donde hace parecer que todo este asunto es algo inofensivo y parece un acto de rebelión y burla contra todo aquel que lo critique sin ver las verdaderas consecuencias.



Kanye West es la muestra de cómo el privilegio puede cegar tanto a una persona a la altura de ir en contra de una realidad que se vive todos los días y que afecta a una parte de la población.


4 visualizaciones