Progresismo católico

«De entre alguna fisura el humo de Satanás entró en el templo de Dios» Pablo VI

Progresismo católico. (Ilustarción, Centennial: Gérman Gómez).

El padre Santiago Martín (España) tituló uno de sus recientes videos «El principio del fin». En él expone la gravísima crisis que vive la Iglesia Católica en Europa y América, los dos continentes con más católicos en el mundo. Esta visión la suscribe el Cardenal Walter Brandmüller (Alemania) y, en su momento, Fray Alberto García Vieyra (Argentina), quienes han calificado de «herejía progresista» las posturas y acciones de la Iglesia en temas morales, políticos y económicos.


La crisis es profunda y de larga data. Los especialistas coinciden en que la génesis de esta crisis comienza con el «modernismo», una doctrina filosófica que supuso el desplazamiento de la razón y la separación de ésta con la fe; ello implicó el abandono de la Verdad Revelada, emanada de las Sagradas Escrituras y la Tradición, y su reemplazo por el relativismo moral y filosófico.

En materia política el progresismo católico aboga por el socialismo bajo la bandera de la «justicia social». La iniciativa «Convergencia Nacional de Resistencia», lanzada hace unos días y liderada por el Cardenal Álvaro Ramazzini es congruente con estas ideas. Desde ahí el progresismo católico impulsará el divisionismo mediante la lucha de clases, el ecologismo antidesarrollo y demás políticas públicas de redistribución coercitiva de la riqueza.


Los católicos responsables debemos ser conscientes de la tempestad que vive la Iglesia, advertir sus causas verdaderas y entenderlas; orar por ella y, con valor, abogar por el “conservadurismo moral y político”, el cual es congruente con el liberalismo clásico o doctrina política que defiende los principios bíblicos de gobierno limitado, mercados libres y propiedad privada. Escríbeme para más información y sígueme en FB: Jorge David Chapas y en Twitter: @JDChapas.

Lideres de la Convergencia Nacional de Resistencia. (Foto, Prensa Libre: Élmer Vargas).
 

✒️ Las opiniones expresadas en esta sección —Plumas de libertad— son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente los puntos de vista de Centennial.

29 visualizaciones