top of page

"Soy parte del 65% de denuncias que no han sido resueltas"

Cada año en Guatemala más de nueve mil mujeres presentan denuncias al Ministerio Público (MP) por violaciones, agresión sexual, violencia física y psicológica con la esperanza de que se haga justicia por parte del Estado, sin embargo, todo cambia cuando el 65% de las denuncias nunca llega a un tribunal.


Por: Ana Paula Bonancella

Información extraída de: Ministerio Público


En el año 2021 según el reporte del Observatorio de las Mujeres del Ministerio Público 9 mil 689 mujeres fueron víctimas de violación sexual, donde la denuncia de María José Lima (testigo solicitó que no se revelara su nombre y será identificada como: María José) formó parte de las víctimas y denuncias que se realizaron en el año mencionado. La testigo fue secuestrada el 23 de noviembre por su expareja. Todo ocurrió cuando el victimario llamó por la tarde a María José amenazando en secuestrar a su hijo ya que lo tenía vigilado en un lugar público y este le dijo que no lo haría si se volvían a encontrar.

“Entre en pánico y no quería que le pasara algo a mi hijo por lo que accedí a verlo con tal de que no le hiciera daño, así que caí en su manipulación, el hombre siempre fue muy manipulador” relató María José.

Esa misma noche el hijo de la víctima contó que le pareció extraño que su mamá no había llegado a casa, “ya eran más de las 23:00 horas y mi mama no contestaba mis llamadas ni mensajes”. Después de varias horas de sufrimiento en un momento a otro María José logró convencer al victimario de poder escribirle a su hijo con el motivo de no levantar sospechas, ya que ella no se había comunicado con el, fue allí en el descuido del abusador cuando María José mandó su ubicación y pidió auxilio a su hermana para que llamara a la policía y la rescataran del sótano de un edificio de un amigo del victimario.


La Policía Nacional Civil (PNC) no logró capturar al abusador, sin embargo, los policías trasladaron a María José al Modelo de Atención Integral para las Mujeres Víctimas de Violencia (MAIMI), donde recibiría apoyo psicológico y legal. Todo marchó bien durante el mes de diciembre del año 2021, el victimario recibió orden de restricción hasta que todo cambió cuando a finales de enero el abogado de María José le informó que su expediente había desaparecido y no quedó registro alguno de la denuncia y el peritaje que realizaron en el Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala (Inacif).


El caso de la víctima forma parte del 65% de los casos que no han sido llevados a tribunales, porque nunca han tenido la oportunidad de asistir a la Audiencia de Primera Declaración. “El abusador sigue libre en un país donde no se toman acciones legales en contra de ellos y siguen cometiendo lo mismo una y otra vez, muchos casos como el mío toman más de 5 años para que sean resueltos”- María José.


En Guatemala 4 de cada 10 denuncias por abuso o violación sexual no llegan a sentencia, la jueza Verónica Xovin declaró en una entrevista que realizó la periodista Kimberly López, que muchos casos son absueltos dado que las pruebas que presentaron no son suficientes. “Como todo delito tiene que probarse, si no se hace una afectiva recolección de evidencias en cuanto al delito de violación, se corre el riesgo de perderse” relató la jueza Xovin.


Ciudadanos guatemaltecos se preocupan por las cifras de las denuncias que no han sido resueltas a lo largo de los años otras razones por las cuáles muchos casos son cerrados es porque el Ministerio Público (MP) no aportó evidencias suficientes y los jueces aplazan el juicio para buscar más pruebas, otro motivo es porque el MP no encontró la evidencia necesaria por lo que procede a la cancelación de las mismas y otras denuncias son archivadas y no vuelven a tomar acción de ellas.


Casos que fueron cerrados en los años 2018 a 2020:

Créditos a la periodista: Kimberly López


Daños psicológicos

Como consecuencia de estos abusos sexuales la mujer suele desarrollar traumas psicológicos, pues suelen experimentar problemas emocionales como: estrés postraumático, culpabilidad, baja autoestima, pensamientos suicidas, ansiedad, depresión, entre otros, muchos de estos traumas crean secuelas a corto y largo plazo.

La Oficina para la Salud de la Mujer relata que los síntomas provocados por abuso se pueden tratar con distintos tipos de terapia conversacional, esta puede ayudar a entender los sentimientos de la víctima y aprender de manera saludable a lidiar con ellos, en otros casos también se recetan medicamentos y estos pueden ser antidepresivos o ansiolíticos.


Perfil del victimario

No existe un único perfil de un violador, dado que cada caso tiene sus propias características, en una investigación que realizó Agencia Ocote en el año 2019 revelaron que en las instituciones públicas no existen un sistema que estudie los perfiles de los abusadores, no hay datos, pues al tener esta carencia de información puede ser un gran obstáculo para el avance de que exista una prevención de dichos delitos.

Ilustración: Maritza Ponciano

Geraldina Barrientos psicóloga clínica y forense en la organización Mujeres Transformando el Mundo (MTM) relata que en la mayoría de casos de violación son los mismos padres, tíos, familiares cercanos de la víctima, sin embargo, el Ministerio Público no recolectan la relación de las víctimas con los victimarios. Según un reporte de la Secretaría contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas (SVET) aproximadamente el 50% de los casos el abusador es un pariente o familiar cercano de la víctima.


¿Cada año existe un aumento de casos de violación sexual?

En Guatemala en el año 2020 según el Portal estadístico del Observatorio de las Mujeres del Ministerio Público reportó 7 mil 563 casos de víctimas de violación sexual que representa el 10% de los delitos más denunciados, para el año siguiente, la cifra aumentó a 9 mil 689 casos representando el 11% de los delitos más denunciados y este año 2020 hasta el 4 de mayo del 2022 se han registrado 3 mil 179 víctimas a lo que representa el 10% de los delitos más denunciados.



Instituciones gubernamentales que ofrecen ayuda


El Ministerio Público creó el Modelo de Atención Integral para las Mujeres víctimas de Violencia (MAIMI) en marzo del 2021 con la garantía de proporcionar atención inmediata con acceso a servicios legales, sociales de salud, psicológicos gratuitos, con el objetivo de romper el ciclo de violencia en el país. En el año de su creación, 2,070 víctimas se les brindó atención psicológica y 405 víctimas recibieron atención médica urgente.


Instituto para la Asistencia y Atención a la Víctima del Delito presta servicios a las víctimas a través de asistencia legal gratuita, atención psicológica y apoyo en la búsqueda de alternativas y soluciones para afrontar las secuelas del abuso. En el año 2021, se brindó atención psicológica a 10 mil 877 personas.








31 visualizaciones
bottom of page